(Source: a-sym-metric, via weissesrauschen)

Te

como

las

manos.

Soy diluvio o me ahogo.

Enamorada de las palabras que crean noches
pequeñas en lo increado del día y su vacío feroz.

"La partícula cósmica que navega en mi sangre."

El corazón pide placer primero,
después, ser excusado del dolor
y luego esos pequeños anodinos
que ahogan el sufrimiento.
Y luego ir a dormir
y más tarde, si esa fuera
la voluntad de su Inquisidor
el privilegio de morir.

Buen día inútilmente despejado,

yo no sirvo para amar.

Celos

Tengo celos de ese cigarrillo que fumás

tan distraídamente.

Cómo seguir de cerca una idea.